El 38,8% de los jóvenes españoles trabajaba en 2019 en puestos que no requerían cualificación. Un desajuste entre oferta y demanda que deja un hueco en la Formación Profesional.

La generación Z, la de los nativos digitales, también es una de las más preparadas para acceder al mercado laboral. Los trabajadores noveles españoles están a la cabeza de la sobrecualificación en la Unión Europea. Así lo reflejan los datos recogidos por Eurostat: el 38,8% de los jóvenes españoles tenía un nivel educativo superior a la cualificación necesaria para desempeñar las labores de sus empleos de entonces. Esto subraya una ineficiencia en el mercado y una frustración para quien no consigue adaptarse al mismo. “A nivel macroeconómico, la producción nacional es potencialmente menor de lo que podría ser si las habilidades de los trabajadores sobreeducados se utilizaran óptimamente”, puntualiza el artículo ‘Sobrecualificación o falta de oportunidades laborales: un análisis sectorial en España’ (Montes, Garrido, Gallo; 2019).

¿Tienen los jóvenes españoles todas en su contra? El caso es que, tras la inversión en formación, los egresados se encuentran con un gran desajuste entre la oferta y la demanda del mercado laboral. A esto hay que añadir unas altas tasas de desempleo juvenil, superiores al 38%, que desembocan, en muchas ocasiones, en aceptar puestos de trabajo que no requieren cualificación, o que están por debajo de su nivel de estudios (‘el mejor eso que nada’).

Leer más…

 

Fuente: El Confidencial

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Por favor acceder para comentar.