La desaparición de cookies de terceros anunciada por Google para 2024 y las nuevas leyes de protección de datos, conducen a una situación en la que las empresas deberán disponer de sus propias bases de datos.

Hoy en día, la recolección de datos se ha convertido en un proceso imprescindible para las empresas ya que les permite ofrecer a sus clientes y usuarios un servicio más personalizado que incrementa las ventas y consolida su posición en el mercado.

Ahora bien, teniendo en cuenta que cada día se generan en el mundo alrededor de 2.5 quintillones de bytes de datos, la cuestión no es si las empresas pueden recoger datos sino cómo deben hacerlo para obtener sólo aquellos que realmente les interesen.

“Para desarrollar una correcta estrategia de recopilación de datos, continua e ininterrumpida, es fundamental que ésta se base en recoger first y zero-party data, que son aquellos datos que los usuarios ofrecen de forma voluntaria. De esta forma, las marcas que elaboran campañas de marketing centradas en este tipo de recolección de datos, pueden aprovechar esa información para generar engagement con su comunidad e incrementar su fidelidad”, señala Antonio Molina, CMO de Qualifio, plataforma SaaS líder en Europa de recopilación de datos, marketing interactivo y fidelización.

Además, desde la compañía, recuerdan que la desaparición de cookies de terceros anunciada por Google para 2024 y las nuevas leyes de protección de datos, conducen a una situación en la que las empresas deberán disponer de sus propias bases de datos. Algo para lo que desde Qualifio recomiendan llevar a cabo la siguiente estrategia de recogida de información, basada en cuatro pasos:

1. Adquisición. Las nuevas leyes de protección de datos han obligado a las empresas a replantearse el sistema de recopilación de información que utilizaban hasta ahora. Actualmente, la mejor opción que tienen los negocios para disponer de una base de datos fiable es recolectar la información por sí mismos. De este modo, pueden conocer a su público y comprender mejor sus expectativas y comportamiento. Para ello, las empresas deben tener una herramienta de recopilación de datos que, preferiblemente, les permita ofrecer a los usuarios juegos y formatos interactivos ya que el 69% de los consumidores afirma que están más dispuestos a interactuar con las marcas que los ofrecen en sus webs.

2. Además, también es importante contar con una herramienta para la explotación de los datos y realizar con frecuencia pruebas A/B con las que probar diferentes fórmulas de recopilación.

3. Enriquecimiento. Tras esta primera fase, las empresas suelen disponer ya de un número relevante de perfiles recopilados, registros en la newsletters, tasas de apertura…lo que les permitirá comenzar a comunicarse con su audiencia y ofrecerles información personalizada. No hay que olvidar que, según Forbes, el 74% de los consumidores reconoce sentirse frustrado por recibir mensajes de marketing que no son relevantes para ellos. De ahí, la importancia de conocer bien a tu audiencia y ofrecerle el contenido que mejor se ajusta a sus necesidades e intereses.

4. Desde Qualifio afirman que la clave para personalizar bien las comunicaciones es contar con las herramientas adecuadas para procesar los datos recogidos de una fuente única y que dichos datos permitan generar un perfil de los clientes. Para ello, la compañía recomienda a las empresas realizar campañas de marketing interactivas que les ayuden a recoger first y zero-party data. Los first-party data son la información que los clientes proporcionan a los negocios para realizar una compra o acceder a un servicio (como el historial de compra, los datos de contacto…), mientras que, los zero-party data son los datos compartidos intencional y proactivamente por los clientes como, por ejemplo, las intenciones de compra, las preferencias en la comunicación, su contexto personal…

5. Refuerzo del embudo de conversión. En este punto, Qualifio recuerda dos datos importantes: que las webs tienen solo 15 segundos para captar la atención de un usuario antes de que abandone la página y que, entre el 97 y el 98% de los visitantes son anónimos. Por ello, es clave que las empresas optimicen el embudo de conversión para que los usuarios dejen de ser anónimos. Para conseguirlo se pueden realizar acciones de retargeting, utilizando un DMP y una buena secuencia de pop-ups; optimizar los formularios con campos adicionales o implementar una solución SSO (single-sign on) en la web para tener una visión unificada de los datos que se recopilan, garantizando la calidad de los datos y permitiendo la elaboración de perfiles progresivos.

6. Un ejemplo de esto lo vemos en la estrategia desarrollada por la marca líder en cosmética L’Oreal que, utilizando herramientas de Qualifio, ha reforzado su embudo de conversión, incrementando su base de datos y mejorando la calidad de la misma.

7. Fidelización. Tras estos pasos las empresas ya tendrán una base de datos enriquecida que fortalecerá su comunidad, lo que ayuda a establecer y mantener la fidelidad de los clientes. Desde Qualifio recomiendan premiar a la audiencia por todas las interacciones que haga con la marca y no solo por sus compras ya que, es entre un 60 y un 70% más probable que una marca venda a un cliente existente que a un cliente nuevo. Además de que el 87% de los consumidores reconoce estar pendiente de los programas de fidelización.

 

 

 

Fuente: CISS Contable Mercantil.

El morado evoca lujo y sabiduría; el naranja creatividad y el color blanco puede tener connotaciones opuestas según el contexto cultural. La elección del color en nuestra imagen corporativa puede afectar a las decisiones de compra de nuestro público objetivo.

Cuando ves una web cuyos colores se basan en el amarillo… ¿te sugiere lo mismo que cuando ves otra cuyos colores están basados en el rojo, el rosa o el marrón? Claramente, no. Por eso, es importante cuidar los que serán nuestros colores corporativos, y su combinación como fondo de nuestra web, como acento para los CTA (call to action) y sus complementarios para formularios, banners, imágenes, etc. ¿Quieres saber cómo hacerlo… pero bien? Pues sigue leyendo que te cuento un par de cosillas sobre el tema.

Lo primero: ¿qué es la psicología del color?

La psicología del color estudia el impacto que producen los colores en nuestras respuestas emocionales. Sí, no es brujería. Lo creas o no, tu estado de ánimo se ve afectado por la exposición a un color determinado. La manera en la que los colores transforman los espacios es algo que se aplica con frecuencia en decoración. ¿Te imaginas trabajar día a día en una habitación con las paredes rojas? Cada vez son más las casas que optan por tonos neutros para crear espacios que inspiran calma, cada vez son más las personas que piensan cuidadosamente qué colores incluir en sus viviendas o su vestuario. Sin embargo, en el entorno empresarial es fácil toparse con identidades corporativas diseñadas “como pollo sin cabeza”, en las que la inexistencia de un estudio previo sobre el color y la emoción que evoca, es más que evidente. Lo cual es, sin ninguna duda, #crasoerror

La importancia de la elección del color en el mundo del marketing, a pesar de ser una decisión en apariencia “banal”, puede afectar a las decisiones de compra de nuestro público objetivo. Por eso, más vale que le prestemos la atención que se merece. Cada color tiene una poderosa influencia sobre nuestro estado mental, cada color está asociado a una emoción y evoca cosas muy distintas. Si estás en ese proceso y eres consciente de su importancia, mi más sincera enhorabuena. Te recomiendo que antes de elegir con qué color quieres asociar tu marca, te hagas la siguiente pregunta: ¿qué emoción me gustaría despertar en mi audiencia? Si no lo tienes claro, no te apures. Voy a intentar echarte un cable.

¿Dónde nace el significado de cada color?

Antes de continuar, me gustaría dejar clara una cosa. Los colores son algo así como las emociones: no hay ni buenos ni malos. Más bien, todo depende del contexto y las circunstancias en las que se empleen y cuál sea su fin. Elegir los colores de una web en función de lo que se lleva en un momento determinado (sí, como en todo en la vida en el universo de los colores también hay modas), es un error. Esta elección no debería responder jamás a una moda, sino ser la respuesta a la pregunta que te formulaba antes.

El significado de cada color está basado en criterios culturales y en elementos subconscientes que consiguen que se sienta o perciba una realidad concreta. Pongamos un ejemplo para aterrizar esto.

Hace ya bastantes años McDonalds realizó un cambio radical en sus colores corporativos que afectó a todos sus restaurantes a nivel mundial. No sé si lo recuerdas (si es que no, probablemente ni tengas edad para votar), pero anteriormente al verde botella sobre el que descansa la gran “eme” en amarillo, antes había rojo. ¿Qué crees que pretendía McDonalds arriesgando su icónico rojo por un verde mucho más aburrido? La respuesta está clara y tú ya la sabes. El verde es el color que se asocia a la naturaleza, y de alguna forma convence a los consumidores de que lo que tienen delante es más respetuoso con el medio ambiente. La jugada de McDonalds no deja de ser paradójica, pero la intención es evidente, y de alguna forma consigue reformular su imagen de marca en tu cabeza, y posicionarse en el lado opuesta a su competencia directa (Burger King en este caso).

¿Con qué significado asociamos cada color?

Veamos las emociones más comunes que despiertan los colores genéricos, aunque siempre variarán en función de la tonalidad.

• El color ROJO evoca emociones fuertes: pasión, sexualidad, ira, calidez, poder, urgencia… También tiende a generar apetito, por eso es común que lo utilicen marcas de bebidas o alimentación (apuesto a que te suena alguna). Es preferible no abusar demasiado de él, pero también es ideal para utilizar en llamadas a la acción, tales como los botones de compra. Está comprobado que la conversión mejora cuando hay que hacer click sobre un botón rojo.

• El color AZUL simboliza armonía, paz, confianza, fidelidad, seguridad o profesionalidad. El azul es el color que se asocia con el pensamiento racional, pero también tiene connotaciones espirituales y varía mucho en función de su tonalidad.

• El AMARILLO es considerado el color energético por excelencia. Evoca emociones como la alegría, el positivismo, el optimismo o la creatividad. Es un color que aporta calidez y buen rollo, pero que es importante saber combinar con sus complementarios. Entre las pegas más importantes del amarillo está su difícil lectura o que si se utiliza en exceso pueda llegar a “deslumbrar” demasiado. Como digo, todo dependerá de su tonalidad.

• El NARANJA se asocia con la creatividad, la fuerza o el equilibrio. También inspira confianza en uno mismo y desata el espíritu de independencia. Es un color ideal para incluir en productos o servicios destinados a un público joven, y que no encaja tan bien con marcas de talante más serio.

Leer más…

Fuente: Emprendedores

Suecia, Noruega, China, Corea, Australia…

El dinero en efectivo está perdiendo terreno a pasos agigantados pero ¿estamos viviendo el fin del ‘cash’?. A medida que las formas de pago alternativas, como la tarjeta de crédito, el pago a través de aplicaciones o con el teléfono móvil van creciendo, el número de personas que siguen usando el formato físico cada vez es menor. Según los datos del Banco de España en su última Encuesta Nacional sobre el Uso del Efectivo, el 35,9% de los ciudadanos reconocieron este como su medio de pago más habitual, mientras que el 54% se decidió por las tarjetas.

Como ha ocurrido en España, es cada vez más común que la tarjeta de crédito tome la delantera y se convierta en el ‘rey’ de las transacciones en los países más digitalizados. Sin embargo, aunque es común oír hablar del fin a corto plazo del efectivo, especialmente tras la pandemia que obligó a muchos negocios a digitalizarse, la realidad es que el ‘cash’ resiste. Según el Banco Central Europeo el 48% de todos los pagos se realizan a través de billetes. En Estados Unidos el efectivo en circulación alcanzó un máximo histórico de 2.09 billones de dólares, según datos de la Reserva Federal.

Este el fin está cerca o no, la realidad es que hay países en el que el debate está apunto de terminarse. Diversas economías ya están probando fórmulas para dar el último empujón al papel como valor moneda para pasar a un modelo digital. Ya sea porque sus ciudadanos han decidido optar por otras alternativas o que los Gobiernos están emprendiendo planes para facilitar esta transición, estos son los casos en los que la muerte del cash está en camino.

Suecia y Noruega.

Suecia es uno de los grandes baluartes contra el dinero en efectivo. Su banco central, el más antiguo del mundo con más de 354 años a sus espaldas, lidera desde los inicios de la pasada década una cruzada contra el cash. Desde el año 2011 al 2020 los suecos han reducido el uso de efectivo del 39% al 9%. Según explica el propio país en su página web «Suecia está liderando el camino hacia la sociedad sin efectivo» y añade que «los pagos sin efectivo van de la mano con el estilo de vida sueco».

A pesar de todo Suecia se encuentra en un punto de no retorno y, aunque está a un paso de la eliminación completa del papel moneda, desde el Estado están pidiendo que aumenten el uso del dinero físico porque comercios, bancos y otras organizaciones están acelerando esta transición y negándose a aceptar cash. El problema es que aunque buena parte de la sociedad está lista para una Suecia sin dinero en efectivo, hay núcleos rurales que se resisten a su desaparición y, debido a ello, el Ejecutivo del país busca que la transición no se tan rápida como para que esta gran cambio deje a parte de su población atrás.

Leer más…

 

 

Fuente: El Economista

La Unión Europea está desarrollando dos portales para competir con los gigantes americanos y frenar su dominio de la gestión de los datos.

¿Puede la Unión Europea acabar con el dominio de las grandes redes sociales impulsando las suyas propias? La respuesta todavía no la sabemos, pero ya se está trabajando para conseguir la independencia de las redes estadounidenses. Y para ello está trabajando en dos líneas.

Una, desarrollando dos portales basados en la actividad de Twitter y Youtube. Dos, ofrecer una garantía de privacidad y de protección de datos que las grandes redes, supuestamente no cumplen.

Ley de Servicios Digitales.

La nueva Ley de Servicios Digitales impulsada por Europa puede ayudar a conseguir ese ambicioso objetivo. Una dura legislación que choca frontalmente en muchos de sus puntos con la propia forma de operar de los grandes medios digitales.

La promesa de un entorno para los usuarios de los 27 países de la UE sería así el gancho para impulsar unas redes propias, aunque no se está teniendo en cuenta la parte lúdica de las redes más conocidas y si realmente al consumidor europeo le importa más el uso de sus datos que la diversión que encuentra en las redes en las que se inscribe. Según Maxence Marius, director general de Eskimoz España, agencia especializada en SEO, sí hay un cambio de mentalidad por parte del consumidor sobre el uso de sus datos: «El mercado estaba muy concentrado y los usuarios cada vez se preocupan más de quién controla sus datos y qué hace con ellos».

El proyecto europeo está dando apenas sus primeros pasos, pero se anuncian conflictos con las grandes redes estadounidenses, que siempre se han mostrado reacias a cumplir las normativas europeas, más duras que las que tienen “en casa”.

Lo que está en juego son los millones de datos que manejan los propietarios de estas redes: “Que la UE tenga sus propias redes sociales permite garantizar la privacidad de los datos personales de los usuarios y se evita que toda esa información recaiga sobre las manos de hombres de poder como Elon Musk, por ejemplo”, apunta Marius.

UE Voice y UE Video contra Twitter y Youtube.

Los dos proyectos de redes sociales que prepara Europa son UE Voice, para competir con Twitter, y UE Video, para acabar con la hegemonía de Youtube. A su favor las europeas tendrían la posibilidad de mejorar la libertad de expresión y acabar con la censura que a veces sienten los usuarios de Twitter (siempre y cuando no se detecten conductas racistas y/o homófabas).

Otra ventaja de UE Voice es que está desarrollada en Mastodon, una red social con servidores descentralizados y de código abierto creada en 2016 y que cada vez cuenta con más adeptos. La Unión Europea aprovecha este recurso para una red social con servidores independientes (que no recopilan datos) a la que los usuarios pueden sumarse sin sacrificar su libertad digital.

La clave del éxito de Mastodon está en que “no es como Twitter que está controlado por una sola empresa; la multitud de servidores que ofrece Mastodon permite a los usuarios proteger su información personal e impide que una empresa pueda controlar todos los datos. Para acceder basta con cumplir unas normas de comportamiento muy básicas antes de que cada usuario decida con libertad dónde expresarse”, explica Marius.

“La UE, al crear su propia instancia, abre la posibilidad a que los usuarios abandonen Twitter y se incorporen a una plataforma de aspecto muy similar, pero con mayor libertad y seguridad en la protección de datos”, añade.

UE Vídeo, el competidor de YouTube, es algo similar. En su caso, funciona en Peertube, un software open source y descentralizada que, como en el caso de Mastodon, evita que esté controlado por una única empresa. En esta plataforma, según tiene pensado la Unión Europea, se podrán subir podcast, vídeos y material similar sin necesidad de depender de YouTube.

“Con el lanzamiento piloto de EU Voice y de EU Video, esperamos ofrecer redes sociales multimedia alternativas que priorizan a los individuos y sus derechos de privacidad y protección de datos para que cada uno pueda escoger cómo se utiliza esta información personal”, explica Wojciech Wiewiórowski, Supervisor Europeo de Protección de Datos.

Según el dirigente europeo, estas redes sociales “no se apoyan en la transferencia de datos personales a países fuera de la UE” y se caracterizan porque son plataformas en las que no existe la publicidad.

El peso de la ley sobre las redes.

Entre las nuevas medidas que contempla la Ley de Servicios Digitales destacan las multas millonarias que se impondrán a las empresas que no la cumplan, multas de hasta el 6% de sus ingresos anuales. Una cantidad que, en el caso de las grandes tecnológicas podría alcanzar los centenares de millones de euros.

Otro de los principales frentes de batalla de la Ley, además de la protección de datos, es la lucha contra la publicidad dirigida, actividad que prohíbe totalmente si es hacia menores. En el caso de los adultos, la Comisión obligará a las plataformas online de gran envergadura a hacer que el funcionamiento de sus algoritmos sea transparente para los usuarios estableciendo un sistema de recomendación que no esté basado en perfiles.

Leer más…

Fuente: Emprendedores