Cláusula Suelo: BMN condenado a devolver casi 20.000 euros a una familia almeriense

Un  juzgado de Roquetas ha dictaminado la devolución total de una cláusula suelo para una pareja de Roquetas Mar. La consecuencia de esta resolución judicial es que recuperarán casi 20.000 euros cobrados de forma indebida por el Banco Mare Nostrum en aplicación de una cláusula suelo insertada sin la debida información en su hipoteca. La sentencia, que anula una cláusula suelo del 4% en un crédito hipotecario de 160.000 euros a pagar a 30 años negociado a un interés de Euribor más 0,75%, es una de las primeras sentencias con devolución total en aplicación de la nueva doctrina del Tribunal Supremo, señalada en febrero de este año 2017.

En declaraciones al periódico Roqueta Hoy,  el vecino de Roquetas, de 36 años de edad, ha mostrado su satisfacción por la decisión judicial. “Estoy muy contento porque se ha hecho justicia. No que no era lógico era que cuando se declaraba la nulidad de la cláusula suelo te devolvieran solo lo que te habían cobrado demás como máximo hasta el año 2013. Eso no era justo, pero ahora con la decisión de la juez de que se devuelva todo la justicia se reestablece”, señala Javier, quien también ha querido agradecer al despacho Samuel Najas Abogados por el  “trabajo bien hecho que han realizado. Realmente estoy muy satisfecho”.

Nueva doctrina del Supremo Esta sentencia, señalada por el juzgado de Primera Instancia número 2 de Roquetas de Mar, es una de las primeras sentencias que aplican en Roquetas y la provincia de Almería  la nueva doctrina del Tribunal Supremo; quien hace apenas un mes –el 24 de febrero- señaló que en el caso de declararse nula una clausula suelo la devolución debería ser total, asumiendo una anterior sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea emitida en el mismo sentido.

“Si es nula, lo es desde el principio” Samuel Najas, director del despacho almeriense y roquetero, quien ha llevado la dirección letrada de este procedimiento, ha señalado a preguntas de Roquetas Hoy que “a partir de ahora, tras la sentencia 123/2017, de la Sala Primera de lo Civil del Tribunal Supremo, de fecha de 24 de febrero, cada vez que un juzgado señale la nulidad de una cláusula suelo tendrá una consecuencia muy clara y directa: el banco deberá de reintegrar todo lo cobrado por aplicación de esa cláusula abusiva desde el primer día en que se aplicó. La nueva doctrina del Supremo pone cordura a estos procedimientos porque si una cláusula es nula, lo es desde el comienzo y no desde mayo de 2013”.